(+34) 910 42 42 93 [email protected]

crisis reputacional openai

Ahora que las aguas vuelven a su cauce, es el momento perfecto para analizar qué impacto ha tenido realmente la crisis reputacional que experimentaba Open AI, la empresa detrás de servicios de inteligencia artificial como ChatGPT, cuando hace apenas unos días, su cúpula directiva decidió despedir (EN), sin previo aviso, a su hasta el momento CEO y co-fundador, Sam Altman.

Algo que al parecer pilló al joven emprendedor totalmente de nuevas, como dejaría claro poco después en su cuenta de Twitter:

Y no solo a él, sino a buena parte de la plantilla, como quedó claro cuando, horas más tarde, la recién nombrada CEO, Mira Murati, junto con 505 de los 700 empleados de la compañía amenazan con dimitir si no vuelve Sam Altman al cargo.

En apenas un día, un nuevo movimiento en el sector, y es que Satya Nadella, CEO de Microsoft, anunciaba que había hablado con Sam Altman y le había propuesto que él y todos los que quisieran de su equipo se fueran a trabajar a Redmond con un nuevo proyecto y prácticamente un cheque en blanco.

Una jugada a todas luces brillante, que protegía a la multinacional norteamericana esa inversión de 13.000 millones de dólares que había hecho hacía apenas un año apostando por Open AI y su tecnología.

  • Si Open AI cae, al menos se llevarían buena parte de su equipo-knowhow.
  • Si no, podría renegociar con la empresa y evitar que Sam Altman, que recordemos viene de co-fundar Y Combinator, y por tanto otra cosa no, pero facilidad para conseguir financiación y montarse su propio negocio no es que le falte, volviese a su puesto, recuperando el status quo anterior.

Con un consejo directivo que no tardaría en reconocer su error y suplicar porque su antiguo CEO volviese.

Todo esto, como decía, es ya historia del management corporativo.

Y todo esto ha supuesto una crisis reputacional para la que hasta el momento era la niña bonita de Silicon Valley.

Una que se ha cargado, de la noche a la mañana, la valoración bursátil de la compañía.

Una de las más grandes de toda la historia.

Crisis reputacional mal gestionada

Desde CyberBrainers somos muy pesados a la hora de recordar que la reputación de los directivos afecta sobremanera a la reputación de la marca.

Que movimientos como este, a todas luces mal gestionados, pueden dilapidar el futuro de una empresa, hasta el punto de cargarse por completo sus posibilidades de supervivencia.

Un mes antes de que todo esto ocurriera, OpenAI anunciaba una venta de acciones que sería liderada por Thrive Capital. En aquel momento, la oferta pública de acciones dejaría a la compañía con una valoración de 86.000 millones de dólares, situándola por tanto entre otros gigantes como Airbnb, Shopify o Micron.

La oferta estaba, en el momento de ocurrir todos estos sucesos, en la fase final de materialización.

¿Que ha pasado tras la crisis reputacional de hace unos días?

Pues que, al menos por ahora, esta venta parece haberse cancelado.

De salir actualmente con una nueva venta de acciones, la OpenAI de hoy valdría sensiblemente menos de esos 86.000 millones de dólares.

No porque sus servicios sean hoy peores que los que daba la semana pasada.

Única y exclusivamente porque, de cara al mercado, la confianza que puede tener un potencial inversor en la empresa está por los suelos.

Un ejemplo más, por tanto, de cómo una crisis reputacional, mal gestionada, puede lastrar una estrategia de negocio.

Y en el otro lado de la balanza tenemos a Microsoft, que pese a tener, a priori, una situación compleja debido a su inversión previa en OpenAI, al haber gestionado de una forma brillante la crisis reputacional de su stakeholder, tras la pérdida de 4 puntos en su valoración en bolsa inicial, en apenas un día había conseguido subir 6 puntos, estando hoy mejor aún de lo que estaba antes de que todo ocurriese.

cotizacion microsoft openai

Un ejemplo, por tanto, de cómo una crisis reputacional, bien gestionada, puede volverse una oportunidad para mejorar la confianza de nuestros clientes/usuarios/inversores.

Aprendamos por tanto de los que lo hacen bien, y sobre todo, no repitamos errores del pasado.

En CyberBrainers ayudamos a empresas y usuarios a prevenir, monitorizar y minimizar los daños de un ataque informático o una crisis reputacional. Si estás en esta situación, o si quieres evitar estarlo el día de mañana, escríbenos y te preparamos una serie de acciones para remediarlo.

Pablo F. Iglesias
Pablo F. Iglesias

Pablo F. Iglesias es Consultor de Presencia Digital y Reputación Online, director de la Consultora CyberBrainers, escritor del libro de ciencia ficción «25+1 Relatos Distópicos» y la colección de fantasía épica «Memorias de Árganon», un hacker peligroso, y un comilón nato 🙂


Suscríbete a nuestro boletín de reputación online
Recibe de manera totalmente gratuita, una vez al mes, un informe con recomendaciones de seguridad y reputación.
Suscríbete a nuestro boletín de reputación online
Recibe de manera totalmente gratuita, una vez al mes, un informe con recomendaciones de seguridad y reputación.