+34 697 722 901 [email protected]

En los últimos años los partidos de ultraderecha han ido tomando espacio en Europa facilitando gobiernos de coalición como en Bulgaria o Estonia., La ultraderecha encabeza las encuestas en Suecia, Eslovaquia o Italia. Y en países como Hungría o Polonia, los partidos populistas con rasgos claramente fascistas y con discursos de exaltación identitaria nacional, están en el poder. En este abanico de partidos de ultraderecha coexisten diferentes formaciones. Partidos con discursos contrarios a los derechos humanos conviven con formaciones que tienen conexiones neonazis y fascistas y exaltan valores nacionalistas. Todos ellos cultivan el miedo como elemento sobre el que crecer.

Discursos contrarios a los derechos humanos con formaciones que tienen conexiones neonazis y fascistas cultivan el miedo como elemento sobre el que crecer.

En España, el partido de ultraderecha Vox, consiguió alcanzar el poder en Andalucía con un gobierno de coalición con el Partido Popular y Ciudadanos. Hasta entonces España se mantenía como un “bicho raro” en Europa por no tener ningún representante público de ultraderecha en las instituciones autonómicas o nacionales.

Hoy en día, Vox es la tercera fuerza en el Congreso de los Diputados. En este contexto, y desde una parte del arco parlamentario se señala en todo momento al partido de Abascal como una formación fascista. Es el motivo por el cual, el término fascismo se mantiene en agenda. El alcance en medios de comunicación y redes sociales es bajo pero las menciones diarias aumentan su incidencia dependiendo de los debates que se den en La Carrera de San Jerónimo.

Punto de inflexión

El pasado 23 de abril en un debate entre candidatos en el marco de la campaña electoral de la Comunidad de Madrid, se dio un punto de inflexión. Entró en escena el fascismo como elemento central de campaña y tomó una importancia capital en torno al debate ideológico. Ese viernes, Pablo Iglesias abandonó el debate que la Cadena Ser organizó (ES) con los principales candidatos de las diferentes formaciones. Un día antes Pablo Iglesias, líder de Podemos y candidato por Unidas Podemos a la presidencia de Madrid, había recibido amenazas por carta. Junto con la misiva, Iglesias recibió varias balas poniendo en el punto de mira a él y a parte de su familia.

Todos los presentes en dicho debate condenaron las amenazas a excepción de la candidata de Vox, Rocío Monasterio. Este hecho provocó que Pablo Iglesias se levantara y abandonase el debate. Monaterio se negó a rectificar e Iglesias a «compartir mesa con una fascista». Le siguieron los otros dos candidatos de la izquierda. Ángel Gabilondo y Mónica García del PSOE y Más Madrid respectivamente abandonaron el debate por «no querer compartir mesa con quien no rechaza la violencia».

Fascismo o Democracia 

Las redes sociales se hacen eco de inmediato. Los informativos abren con la noticia, y es así como el fascismo comienza su ascenso como tema central de campaña. Este giro en la estrategia de Pablo Iglesias consigue que el debate político gire en torno a él. Esto tiene su reflejo tanto en redes sociales como en medios de comunicación, logrando una tendencia ascendente en el alcance durante los días siguientes.

Contextos de discusión

El domingo 25 de abril ya en la recta fina de campaña, tanto Unidas Podemos como PSOE lanzaron un nuevo slogan de campaña. “Fascismo o Democracia” se convierte en leit motiv consiguiendo una importante incidencia en la agenda informativa gracias al alcance de las redes sociales. Twitter es la plataforma que lidera el uso del término, seguido muy de lejos por Instagram.

Las menciones siguen en ascenso durante los días en los que se mantiene la línea discursiva en los diferentes actos. Y es Twitter quien mantiene la tendencia alcista. El 27 de abril, «fascismo o democracia» está instalado en la agenda mediática. A partir de este momento comienza el descenso de la incidencia en medios de comunicación. Sorprendentemente las redes sociales se mantienen alcanzando su mayor pico al día siguiente por un motivo ajeno a la campaña madrileña.

75 Aniversario de la ejecución de Mussolini

El 28 de abril de 1945, un partisano italiano asestó siete disparos a Benito Mussolini al que colgaron boca a bajo en una gasolinera de Milán. Este año se conmemoraba el 75 aniversario de la ejecución del dictador fascista y esto provocó que se celebrara en las redes sociales. Consiguió un alcance que dobló significativamente al de los medios de comunicación donde apenas tuvo eco dicha onomástica .

Trending Hashtags

En los días posteriores y coincidiendo con el final de la campaña las menciones se mantienen en niveles altos. Sin embargo, el alcance tanto de redes sociales como de medios de comunicación presuponen un regreso a cifras anteriores a la contienda electoral . Una vez pasadas las elecciones, el fascismo retoma ese lugar irrelevante en el que debe situarse.

En CyberBrainers hacemos informes y análisis de mercado en temas candentes para nuestros clientes, ya sean de negocio o puramente reputacionales. Si necesitas conocer cómo le va a la competencia, a tu propia empresa, o simplemente conocer qué opina la gente sobre algún tema en particular, escríbenos y ponemos nuestras máquinas y analistas a escuchar.

Cristina Macazaga
Cristina Macazaga

Publicista especializada en comunicación y marketing político. Analistas de CyberBrainers