(+34) 910 42 42 93 [email protected]

Estos días conocíamos que la Guardia Civil había procedido a detener a un depredador sexual pederasta acusado de abusar de, al menos, 26 menores de diferentes partes de España.

El detenido es un italiano de 42 años que fue expulsado de nuestro país precisamente por otro delito sexual contra un menor, y que según parece, volvió de forma irregular a España para asentarse en la casa de sus padres adoptivos (personas mayores dependientes) en Málaga, desde donde perpetró esta serie de crímenes.

A raíz de la publicación de toda la investigación, me parece importante, sobre todo para todos aquellos que tenéis hijos, que sepáis qué tipo de tácticas sigue el pederasta y cómo identificarlos.

El entorno digital como principal canal de comunicación con las víctimas

En un escenario como el actual, queda claro que la mejor manera de acercarse a los menores es mediante canales digitales.

En particular, este individuo contactaba con sus víctimas por los chats y foros de diferentes videojuegos, entre los que estaban Fornite, Call of Duty o World of Warcraft.

Según fuentes policiales, se descubrió que el abusador llegó a acceder más de 3.000 veces a los videojuegos anteriores en el plazo investigado, que fue de 2 años.

Dentro de estas plataformas, el depredador sexual buscaba hacerse pasar por otro menor para establecer amistad con sus víctimas, y luego, en base a regalos, abuso de superioridad y engaños, forzarlos a que le pasaran contenido sexual explícito.

El dinero virtual en videojuegos como estrategia de extorsión

Según relatan en Vozpópuli (ES), lo habitual, una vez ya contaba con la confianza del menor, era que le ofreciera «desinteresadamente» algún regalo virtual, que en el caso de juegos como los anteriormente mencionados, solía ser tarjetas de dinero propio para gastar en el juego, como los PaVos del Fornite o créditos para canjear por skins en el Call of Duty.

Más adelante, y ya captados para sus oscuros planes, ofrecía esos mismos pagos a cambio de que los menores hicieran una videollamada con él, en donde abusaba de su superioridad para forzarlos a que le enseñasen las partes íntimas, se pusieran en posiciones obscenas, o incluso realizasen algunas acciones que él mismo exigía.

En todo este tiempo, de hecho, hay constancia de que el pederasta llegó a entregar 81 regalos en forma de pagos in-app, y en su ordenador se llegó a encontrar más de 2.000 fotografías y pantallazos de pornografía infantil.

Fue gracias a la denuncia de unos padres de un menor de 9 años residente en Getafe, Madrid, que la Guardia Civil pudo identificar al depredador sexual y detenerlo.

Estos padres, de hecho, tenían sospechas de que su hijo estaba hablando con un adulto a través de su consola, y al comentarles el caso con el Departamento contra el Cibercrimen de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, estos corroboraron los hechos y priorizaron la investigación.

Sin embargo, y esto es lo más peligroso de todo, muchos padres de las víctimas de este pederasta se mostraron totalmente sorprendidos al ser alertados por la policía. Algunos de ellos incluso no entienden cómo fue posible, ya que sus hijos solo juegan bajo supervisión directa en sus sesiones.

Desde CyberBrainers, que lamentablemente tenemos que enfrentarnos cada semana a situaciones parecidas (contenido sexual explícito de menores expuesto en la red) siempre recomendamos mantener una comunicación fluida con el menor, explicándole los riesgos que hay en el tercer entorno… sin criminalizarlo, y por supuesto supervisar las acciones que el menor realiza en Internet.

Ante el menor indicio (cambios drásticos en la forma de ser del niño, transacciones en sus juegos digitales, mayor irritabilidad o apatía en el día a día) consultar con un experto en seguridad para que realice la investigación, y por supuesto, acudir con todos los hechos bien sea al Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil (ES), bien sea a la Policía Nacional (ES).

En CyberBrainers ayudamos a empresas y usuarios a prevenir, monitorizar y minimizar los daños de un ataque informático o una crisis reputacional. Si estás en esta situación, o si quieres evitar estarlo el día de mañana, escríbenos y te preparamos una serie de acciones para remediarlo.

Pablo F. Iglesias
Pablo F. Iglesias

Pablo F. Iglesias es Consultor de Presencia Digital y Reputación Online, director de la Consultora CyberBrainers, escritor del libro de ciencia ficción «25+1 Relatos Distópicos» y la colección de fantasía épica «Memorias de Árganon», un hacker peligroso, y un comilón nato 🙂