(+34) 910 42 42 93 [email protected]

CEO reputacion

No nos vamos a cansar de decirlo.

Lo que diga un directivo en Internet, aunque sea con su cuenta personal, afecta a la reputación de la marca.

Es tan sencillo como suena.

De ahí que aquellos que tienen visibilidad por un cargo directivo, deban SIEMPRE estar correctamente asesorados.

En CyberBrainers impartimos sesiones de concienciación y estrategia de comunicación para entidades tanto públicas como privadas, y en todas ellas recomendamos a los directivos (no solo al departamento de marketing y comunicación) estar presentes.

¿La razón? Pues porque luego pasan cosas como la que ocurría el mes pasado en X, la antigua Twitter.

Elon Musk, su actual dueño, decidió responder con un escueto «Has dicho la pura verdad» al tweet de otro usuario (contenido ya borrado) que decía algo tal que así, refiriéndose a la actual guerra entre Israel y Palestina:

«Las comunidades judías han estado impulsando el mismo tipo de odio dialéctico contra los blancos que, según afirman, quieren que la gente deje de utilizar contra ellos. No me importa que ahora las poblaciones judías occidentales lleguen a la inquietante conclusión de que esas minorías que apoyan la invasión de su país no les agradan demasiado».

Como era de esperar, no tardaron en surgir numerosas críticas tachando a Musk de antisemita.

Y puesto que Musk, además de usuario de X, es el dueño de la misma, con las quejas empezaron a llegar los problemas para la empresa:

  • Warner, Disney, Apple, IBM, la Comisión Europea y Lions Gate Entrertainment, por citar algunas de las empresas y organizaciones que desde entonces se han pronunciado, han dejado de invertir en campañas publicitarias dentro de X.

Esto pone aún más contra las cuerdas al negocio de la compañía, que desde la compra de Elon Musk, y con los continuos altibajos que ha vivido, ya se calcula que vale una cuarta parte del precio que pagó el magnate para hacerse con ella.

El papel comunicativo de tus directivos es crítico para evitar crisis reputacionales

Recientemente también analizábamos por esta página la compleja situación que está viviendo OpenAI, la empresa detrás de servicios de inteligencia artificial como ChatGPT, cuando a finales de noviembre anunciaba que echaban a su hasta el momento CEO Sam Altman.

En apenas un par de días, y de nuevo debido a una mala gestión comunicativa, la empresa tuvo que cancelar su próxima salida a venta de participaciones debido a la pérdida drástica de su valor bursátil.

También recordemos el ejemplo del ex-CEO de Renault, del cual he hablado ya en más de una ocasión en charlas y conferencias, y cómo un problema fiscal que tuvo él a título personal salpicó a la multinacional hasta el punto de afectar a su valor en bolsa.

Son dos ejemplos de crisis reputacionales que se hubieran solventado positivamente si existiera en estas compañías un compromiso por parte de la cúpula directiva de seguir unas pautas mínimas de comunicación, incluyendo, sí, sus perfiles propios en redes sociales.

El factor humano como principal barrera a los planes de crisis reputacionales

De hecho, este handicap es uno de los mayores impedimentos que nos encontramos en la consultora a la hora de establecer un plan de gestión de crisis reputacionales.

Para algunos directivos, el hecho de comprender que parte de su sueldo viene dado por su papel como representante de la organización… resulta, cuanto menos, difícil de aceptar, sobre todo considerando que esto les afecta no solo con sus intervenciones públicas en nombre de, sino también con cualquier comunicación que hagan, sea personal o profesional, sea formal o informal.

Así pues, si quieres velar porque la organización donde trabajas siga siendo rentable y mantenga la senda alcista de estos últimos años, lo mejor que puedes hacer es asegurarte que todos los perfiles directivos estén alineados a nivel comunicativo, trasladándoles la importancia que tiene su presencia digital en la reputación de toda la marca.

Y si necesitas ayuda con ello, puedes escribirnos :).

crisis reputacional

Una oportunidad perdida para las organizaciones cuyos directivos no hacen sus deberes

¿Sabes qué es lo peor de todo?

Pues que aquellas empresas que sí saben jugar bien sus cartas a nivel comunicativo, son capaces no solo de minimizar el daño de una potencial crisis reputacional, sino incluso aprovecharse de ella para salir mejor de lo que estaban.

Este es el caso de Microsoft, que en la crisis reputacional de Open AI, y como explicamos en aquel artículo arriba enlazado, consiguió no solo cubrirse las espaldas frente a esa alianza de 13.000 millones de dólares que tenían invertidos en OpenAI, sino además sentirse respaldada del mercado con una subida de 6 puntos en la valoración global, tras la decisión de su CEO, Satyla Nadella, que supo moverse rápido y ofrecer al ex-CEO de OpenAI, y a todos los ingenieros que quisieran venirse con él, un puesto y un cheque en blanco dentro de la multinacional.

Un ejemplo a todas luces de buena gestión de crisis reputacionales, usando para ello el perfil de su máximo directivo, y humanizando, por tanto, una decisión puramente estratégica de negocio.

Aprende de los que lo hacen bien, y no cometas los errores de los que han demostrado estar equivocados.

En CyberBrainers ayudamos a empresas y usuarios a prevenir, monitorizar y minimizar los daños de un ataque informático o una crisis reputacional. Si estás en esta situación, o si quieres evitar estarlo el día de mañana, escríbenos y te preparamos una serie de acciones para remediarlo.

Monitorización y escucha activa

Ponemos nuestras máquinas a escuchar para identificar potenciales fugas de información, campañas de fraude/extorsión y usurpación de identidad que estén en activo, y/o datos expuestos de ti o de tu organización.

Planes de autoridad y Presencia Digital

Ayudamos a organizaciones y particulares a definir la estrategia e implementar acciones digitales que mitiguen los posibles daños reputacionales que pueda sufrir en el futuro.

Gestión de crisis reputacionales

Cuando el mal ya está hecho, establecemos un calendario de acciones para reducir su duración e impacto, y que la organización y/o persona pueda volver a la normalidad lo antes posible.

Pablo F. Iglesias
Pablo F. Iglesias

Pablo F. Iglesias es Consultor de Presencia Digital y Reputación Online, director de la Consultora CyberBrainers, escritor del libro de ciencia ficción «25+1 Relatos Distópicos» y la colección de fantasía épica «Memorias de Árganon», un hacker peligroso, y un comilón nato 🙂


Suscríbete a nuestro boletín de reputación online
Recibe de manera totalmente gratuita, una vez al mes, un informe con recomendaciones de seguridad y reputación.
Suscríbete a nuestro boletín de reputación online
Recibe de manera totalmente gratuita, una vez al mes, un informe con recomendaciones de seguridad y reputación.