(+34) 910 42 42 93 [email protected]

La BBC (EN) publicaba hace ya unas semanas una pieza con un tema que tratamos de pasada en «Las 7 de la Semana«, una de las newsletters que envío desde PabloYglesias, y que no es otro que el de esos youtubers que, al parecer, recibieron ofertas para participar en una «campaña de marketing» que buscaba atacar reputacionalmente hablando a una vacuna en particular, presumiblemente con el objetivo de posicionar mejor a nivel reputacional las vacunas de la competencia.

Por supuesto, no voy a venir ahora yo a desmentir todo lo dicho por el medio. Me lo creo a pies juntillas.

Este tipo de estrategias, supuestamente lanzadas desde «agencias de marketing», son el pan nuestro de cada día, y, de hecho, estamos hartos por la agencia de recibir peticiones de empresas y colectivos que más que un trabajo reputacional, lo que buscan es un blanqueamiento de acciones ilícitas que han llevado a cabo, cuando no directamente atacar a terceros.

Sobra decir, y es algo que hemos dejado públicamente claro desde un principio, que tenemos la suerte de poder decir que no a cualquiera de estos impresentables.

Afortunadamente, el negocio de CyberBrainers va lo suficientemente bien como para que si nos metemos con un proyecto, sea porque en efecto sentimos que podemos y queremos aportar a él.

Y de esto mismo quería hablar hoy, porque si bien soy consciente de que hay muchos negocios que sobreviven gracias a realizar este tipo de trabajos para otras organizaciones grises, o directamente criminales, lo cierto es que bien sea por la reputación que tenemos tanto en CyberBrainers como a título personal en PabloYglesias, no hemos tenido que pasar nunca por el aro.

Al menos, que sepamos, claro.

La importancia de un cinturón sanitario frente a la desinformación por parte de los creadores de contenido

Y fíjate que hablo desde el punto de vista de una consultora de reputación digital… y también como creador de contenido.

En este segundo caso, y de nuevo seguramente por la ventaja de poder decir que sí o que no a cualquier oferta que me llegue, y a forzar de que todo lo que publico en PabloYglesias sí o sí lo tengo que escribir yo, no he tenido que publicar nunca nada de lo que no estuviera de acuerdo.

Y es más. Tampoco me he encontrado en la tesitura de que una marca me exigiese que abordase una análisis de una manera en particular.

Recalco que quizás no soy el modelo estándar de la industria. Al no ser, per sé, un medio de comunicación, sino el blog de un analista de información, supongo que quienes me escriben son agencias de influencers y demás intermediarios que vienen con conocimiento de causa, y que a lo sumo lo que desean es que no les pongas a parir en un artículo con el enlace al cliente incluido.

Lo que sí me ha pasado, y esto en más de una ocasión, es que me hayan pedido hablar de un producto o servicio y, después de probarlo o indagar sobre él, haya decidido no hacerlo, por la sencilla razón de que no simpatizaba con mi forma de entender la industria.

Pero no pasa nada. No escribo el artículo, no cobro por él, y todos bien felices.

El mejor ejemplo de toda esta industria que, recalco, en mi caso no he visto muy contaminada, es el mundillo del gambling. La mayor parte de encargos que me llegan para PabloYglesias sobre esto lo único que buscan es meter un enlace de forma orgánica en una página de autoridad.

De hecho, suelen dar hasta más libertad creativa que muchos otros negocios. Y por eso, de vez en cuando verás que en PabloYglesias enlazo a alguna página de casino o juegos en línea.

Gana el lector, que al final va a tener más contenido del que le interesa (escribo sobre lo que me da la gana, como siempre) y perfectamente puede obviar ese enlace. Gana el medio, ya que gracias a esos acuerdos que, sinceramente, cuestan «menos y na» aceptar, obtenemos beneficio económico. Y ganará también ese servicio, al poder añadir otro enlace dentro de su estrategia de posicionamiento SEO en un nicho de mercado tan demandado.

¿Sabías que es posible eliminar tu huella digital de Internet?

Datos personales expuestos sin consentimiento, comentarios difamatorios sobre tí o tu empresa, fotos o vídeos subidos por terceros donde apareces… En Eliminamos Contenido te ayudamos a borrar esa información dañina que hay en Internet de forma rápida y sencilla.

Así que sí. En efecto hay muchísimo negocio en esto de tergiversar el discurso, en desinformar públicamente.

Y en efecto la industria ha pasado por el aro hasta algunos límites que a muchos se nos antojan exagerados.

Pero esto no significa que toda la industria publicitaria esté corrompida. Que el modelo de negocio publicitario tiene, y seguirá teniendo, vigencia por muchos años más. Y que ello no tiene por qué significar un problema para el consumidor.

Siempre y cuando, claro, el medio o creador de contenido, como pasó en el caso de estos chicos, u ocurre en el de PabloYglesias, ponga unos límites bien marcados.

En CyberBrainers ayudamos a empresas y usuarios a prevenir, monitorizar y minimizar los daños de un ataque informático o una crisis reputacional. Si estás en esta situación, o si quieres evitar estarlo el día de mañana, escríbenos y te preparamos una serie de acciones para remediarlo.

Pablo F. Iglesias
Pablo F. Iglesias

Pablo F. Iglesias es Consultor de Presencia Digital y Reputación Online, director de la Consultora CyberBrainers, escritor del libro de ciencia ficción «25+1 Relatos Distópicos» y la colección de fantasía épica «Memorias de Árganon», un hacker peligroso, y un comilón nato 🙂