+34 697 722 901 [email protected]

El sábado 22 de mayo el Atlético de Madrid se proclamaba campeón de la Liga Santander 2020-2021 tras vencer por dos goles (con firma de Correa y Luis Suárez) a uno al Real Valladolid en el estadio José Zorrilla. De esta manera los rojiblancos añadían su undécimo trofeo de ganador de Liga a sus vitrinas, el cual no ganaban desde 2014, también en la última jornada, pero esa vez en un decisivo partido ante el FC Barcelona. Un trofeo que llegaba en el año más difícil para la sociedad y en este caso para los aficionados al fútbol, por no poder asistir a los campos, y también para los protagonistas, los futbolistas, que se han sentido de alguna manera huérfanos ante la falta de aliento y de ambiente y ruido que acompaña al balón cada partido.

El equipo dirigido por el Cholo Simeone hace justicia al haber ganado una competición que ha dominado prácticamente en todas sus jornadas, hasta en 32 de las 38 jornadas ha sido el líder. Quizá lo que más lamenten los aficionados colchoneros, los eternos sufridores, es que no han podido acudir a ninguno de los partidos en los que su equipo les ha hecho lograr un campeonato. Por eso, esta Liga, la única Liga completa sin público en las gradas en la historia del balompié español, será eternamente recordada por todos aquellos amantes del fútbol. No obstante, la plantilla del Atlético no estuvo sola en Pucela, ya que al menos un centenar de hinchas aguardaban en el parking del estadio para poder festejar la victoria y el título con unos eufóricos y endiosados futbolistas, algunos como el guardameta Oblak llevados a hombros como los toreros que salen por la puerta grande en las plazas de toros.

Para festejar el sábado, el Atlético ha tenido que sufrir lo que no está escrito. Tras una primera vuelta histórica, donde el equipo lograba una puntuación histórica de 50 puntos, siendo líder destacadísimo, las lesiones y las bajas por contagios de covid-19 fueron lastrando a una plantilla que había llegado a conseguir ventajas superiores a diez puntos respecto a Barça y Real Madrid. Era tal la superioridad por enero, que parecía que no había emoción por la Liga, pero de eso nada. Quien pensara que estaba «todo el pescado vendido» era porque no conoce la historia de esta competición, ni la historia del Atlético de Madrid, que parece que por un motivo u otro, pero siempre acaba sufriendo y abonado a la épica.

Ya lo decía Joaquín Sabina, reconocido seguidor atlético, en su himno del Atlético de Madrid:

Que manera de aguantar
Que manera de crecer
Que manera de sentir
Que manera de soñar
Que maneras de aprender
Que manera de sufrir
Que manera de palmar
Que manera de vencer
Que manera de vivir
Que manera de subir y bajar de las nubes
Qué viva mi Atleti de Madrid

Aguantar, crecer, sentir, soñar, aprender, sufrir, palmar, vencer, vivir, subir y bajar de las nubes. Ese es el catálogo verbal dentro del diccionario colchonero. No se puede estar más acertado. Cualquier aficionado del equipo que ahora juega sus partidos en el Wanda Metropolitano está más que orgulloso de ese «san Benito» de sufridor, y de incluso en según que fechas, de haber tenido muy mala fortuna al habérsele escapado de la mano triunfos importantes. Siempre han tenido en frente al Real Madrid, el club más laureado y ganador de Europa, y eso no debe ser un motivo para el desánimo o para acomplejarse. Las victorias saben mejor sufriendo. Y el Atlético disfruta más ganando a su manera, a su loca y singular manera. Tras el partido, Simeone transmitía muy bien lo que había sido su equipo hasta ese preciso momento.

El fútbol, en situación crítica

Como en todas las industrias y estándares de la vida, la pandemia que nos ha tocado vivir ha dejado nuestra vida completamente trastocada. Por supuesto, la industria del fútbol se ha visto en peligro ante las inmensas pérdidas. La Liga Santander no se suspendió hasta que se anunció el Estado de Alarma el sábado 14 de marzo de 2020.

Lo que sí es evidente, es que a partir del preciso momento en el que se instaura el Estado de Alarma, el fútbol quedó en una de esas cosas que quedan al final del armario estancadas ante la urgencia que vivía la sociedad. Todo el deporte quedó muy mal parado, con enorme incertidumbre sobre si volvería a disputarse algún partido más, y durante cuánto tiempo sería ese parón.

Según publicaba El País el 7 de marzo de 2021, y citando un informe de la consultora PwC, que colabora con LaLiga, el impacto de la pandemia en el futbol español en cuanto a los ingresos se fija en 2.013 millones de euros de pérdidas. Esto se divide en 848 millones por los días de partido, 146 millones por los derechos de retransmisión, 221 por comercialización, 727 por ingresos en traspasos de futbolistas y 71 por publicidad. Ante estas pérdidas tan cuantiosas, los clubes españoles tuvieron que apretar el cinturón si querían subsistir y entre todos ellos recortaron en sus gastos hasta 984 millones de euros. Si ampliamos la mirada, la FIFA estimaba que las pérdidas a nivel global serían de unos 12.000 millones de euros. La propia FIFA calculaba que anualmente, el fútbol generaba entre 40.000 y 45.000 millones de dólares, solamente en competiciones de clubes.

Reinicio del fútbol

Pese a que la situación era más que crítica y en ciertos casos suponía un drama para el futuro de algunas instituciones o incluso competiciones, el fútbol en España volvía oficialmente el 10 de junio con un Rayo-Albacete de 2ª división. Volvió el fútbol a España tras meses confinados en casa, leyendo, escuchando y viendo noticias sobre muerte, sobre enfermedad y sobre mucha tristeza y soledad. De alguna manera el fútbol ayudaría a sentirnos un poco más cerca de lo que había antes del estallido de la pandemia. Finalizaría la pasada Liga 2019-2020 a mediados de julio, y en el fondo todos sabíamos que no volveríamos a las gradas al menos hasta dentro de unos cuantos meses. El 12 de septiembre comenzaba la temporada que ocho meses después, el pasado sábado vio como el Atlético de Madrid era el nuevo campeón de Liga. Una temporada en la que ya casi nos hemos acostumbrado a seguir el deporte y en este caso el fútbol por la televisión, en la cual muchos aficionados han fallecido, y en la cual las gradas eran lugares inhóspitos y en algunos casos enormes desiertos, como es el caso del estadio del campeón, el Wanda Metropolitano.

Futuro añorado

Si bien existe una corriente en el pensamiento que nos enseña a mirar al futuro para no estancarnos en el pasado y en el presente, especialmente tras haber vivido una situación dura, ahora más que nunca nos agarramos al futuro. Y en el caso del fútbol no iba a ser menos. Las últimas dos jornadas en el fútbol profesional han tenido público, al menos de forma reducida y «simbólica» en estadios de Galicia, Baleares y Comunidad Valenciana, tres de los lugares con mejores cifras en cuanto a la incidencia del virus en España. Junto a esa pequeña esperanza y alegría de haber visto a los primeros aficionados volviendo a animar, se suma la preciada vacuna contra el virus, que cada vez suma más personas con su dosis recibida, factor clave también para que la temporada que viene, si no es desde el principio será progresivamente a ritmo ligero, veamos las gradas repletas de ilusión y de color.

El futuro, en este caso junto a la ciencia, que nos ha proporcionado la vacuna en tiempo récord, nos va a permitir ir volviendo a lo que antes conocíamos por la «normalidad», lo que tanto ansiamos por recuperar. Volverán a poblarse las gradas de los campos, volverán a celebrarse los goles, y se podrán celebrar en condiciones aquellos logros que esta pandemia nos ha privado de hacer. Eso sí, siempre quedará en nuestra memoria futbolística que en tiempos de sufrimiento y de agonía para el ser humano, fue el Atlético de Madrid quien logró ser campeón, sufriendo hasta el final, parece que la historia y el fútbol no pudo haber elegido mejor campeón para esta situación.

La reacción de las redes sociales al campeonato del Atlético de Madrid

La culminación a la gran Liga 20/21 del Atlético llegaba el sábado 22 de mayo, pero ya de alguna manera se acercaba al título tras remontar (sí, otra remontada, y esta más justa de tiempo) a Osasuna en la penúltima jornada. Otro partido donde supo sufrir hasta conseguir Luis Suarez el gol de la victoria, igual que en Valladolid. Durante esa semana entre el final de la jornada 37 y la jornada 38, todavía quedaba alguna esperanza para el Real Madrid, experto en ganar títulos importantes in extremis, pero sí que es cierto que esa victoria ante Osasuna en un final de infarto, dejaba en bandeja el título a los colchoneros y la miel en los labios a los madridistas.

Las redes sociales, que son el resumen de lo que siente la gente, sobre todo en esto del fútbol, ya «celebraban» anticipadamente el título, lo tenían cogido por un asa. El otro había que terminar por cogerlo en Pucela, ante un Valladolid casi descendido. Principalmente, en redes sociales se podía ver cómo la gente iba preparándose para el desenlace, cómo iba planificando lo que sería esa tarde de sábado donde su equipo acabaría ganando la undécima Liga de su historia.

Número de menciones y alcance social de «Atlético de Madrid»
Alcance diario de «Atlético de Madrid»

Según muestran los dos gráficos anteriores, podemos observar como a partir del jueves 20 de mayo se empieza a hablar del Atlético de Madrid en cantidades mayores que durante los días anteriores. Quedaban dos días para el día decisivo, y la gente ya estaba en modo On con la mente puesta en el partido entre el Valladolid y Atlético. Como no podía ser de otra manera, el 22 de mayo, que es el día en el que el Atlético salió campeón es donde el gráfico indica el pico más alto de alcance diario y de menciones. El alcance diario marca los 121.231 puntos, coincidiendo con una avalancha de diversos perfiles y personas accediendo y difundiendo contenido sobre el Atlético, el reciente campeón. En total, se han encontrado 913 menciones y 29k interacciones durante el periodo seleccionado en el gráfico. De esas menciones, la mayoría se concentran en Twitter, y bastante por debajo, en vídeos realizados sobre lo que fue el partido y las celebraciones. Tras el final del partido la gente se echó masivamente a las calles de Madrid a celebrarlo por todo lo alto, olvidando incluso que estamos aún en plena pandemia, pero la pasión y la locura que genera el fútbol ha vuelto a demostrar que hace olvidar por unas horas que estamos todavía en situación de emergencia sanitaria.

En este gráfico podemos corroborar visualmente como se reparten las menciones por categoría, o más concretamente por canal o aplicación. Twitter recoge el 48,3% de las menciones al Atlético de Madrid, seguido de lejos por la categoría de Vídeos con 19,4% y de Noticias con un 10,7% del total. Una vez más, vuelve a ser evidente que cualquier acontecimiento sobre actualidad instantánea es seguido mayoritariamente en la red social de Twitter.

Ahora vamos a fijarnos en los tuits con más repercusión mediática y más interacciones o difusiones han conseguido acerca del Atlético de Madrid, gracias a nuestra herramienta de monitorización.

En primer lugar, el tuit que publicaba el perfil Twitter del propio Atlético de Madrid nada más finalizar el encuentro en Valladolid, lograba 17,9 mil Retuits, 59,9mil Me Gusta y 2562 tuits citados. En estos casos los clubes, suele ser habitual que publiquen una foto haciendo gala de su plantilla al completo, y con un lema del club, en este caso Otra forma de entender la vida, lema que llevan escrito los colchoneros en sus entrañas. Por otra parte, también se puede ver el hashtag #CampeonesPartidoAPartido, el lema que el Cholo Simeone implantó nada más llegar al club, y que se ha convertido en un lema para la vida.

Otro de los tuits que más repercusión tenían era este de Fernando Torres nada más concluir el partido. Torres es conocido como leyenda y patrimonio del club, además de un incondicional «enamorado» de su Atlético de Madrid. En este tuit agradece a su abuelo por haberle inculcado lo que es ser de este club, y por haberle pasado su pasión. Fernando Torres es una figura importantísima dentro de la familia colchonera, y vemos como su tuit consiguió 7.895 retuits y hasta 35,9 mil Me gusta.

Sin ninguna duda, el protagonista de la Liga lograda por el Atlético es Luis Suárez. El uruguayo logró los dos goles más importantes de la temporada ante Osasuna para remontar y ante Valladolid para lograr el campeonato. Pero no sólo por su influencia directa en la consecución del trofeo, Luis Suárez dejó una imagen inolvidable llorando en el césped, descargando sus emociones. Y es que como podemos ver en el tuit, estaba realmente agradecido al Atlético por incorporarlo tras su salida del Barça como descarte, y que el mismo Suárez se sentía «menospreciado y dolido». En el Atlético sintió ese cariño, y en forma de goles se lo devolvió a la afición. Suárez ha conocido esta temporada todo ese sufrimiento que conlleva pertenecer al Atlético de Madrid. Este tuit con una foto besando el balón del partido en Valladolid con la camiseta del equipo, logro una brutal cifra de 131,7mil Me gusta y 7.581 retuits. Pocas personas en ese vestuario desbordaban de felicidad como lo hizo el delantero uruguayo.

Para dar por finalizado el análisis de los tuits más relevantes del logro del Atlético de Madrid, concluimos con el tuit de Saúl Ñíguez, uno de los jugadores más queridos del club por la afición. Aquí aparece ofreciendo el trofeo a la afición en la celebración que hubo en el Estadio Wanda Metropolitano, y este tuit lograba 7,8mil Me gusta y 863 retuits. Saúl es otro de los tantos sufridores natos dentro de esa plantilla, que esta temporada ha tenido que trabajar duro al no haber estado tan destacado como otros años, y al haber arrastrado lesiones.

En CyberBrainers hacemos informes y análisis de mercado en temas candentes para nuestros clientes, ya sean de negocio o puramente reputacionales. Si necesitas conocer cómo le va a la competencia, a tu propia empresa, o simplemente conocer qué opina la gente sobre algún tema en particular, escríbenos y ponemos nuestras máquinas y analistas a escuchar.

Ander Ugarte
Ander Ugarte

Periodista de formación, actualmente estudiando Máster de Marketing y Comunicación Política.
Nacido en Vitoria-Gasteiz en junio de 1996.
Capaz de hablar y escribir en castellano, euskera e inglés.
Activo en RR.SS, especialmente en mi cuenta personal Twitter.
Analista deportivo, amante de la música, de la historia y de la gastronomía.