(+34) 910 42 42 93 [email protected]

Voy al grano.

El Tribunal Supremo ha dictaminado una sentencia contra el youtuber ReSet, cuyo nombre real es Kanghua Ren (español de descendencia china) por un delito contra la integridad moral, condenándolo a quince meses de prisión, más de 20.000 euros de indemnización a la víctima, y, aquí viene lo importante, la prohibición de utilizar Youtube como creador de contenido, ya sea en su propio canal o en canales de terceros, durante cinco años.

Ya en 2019 este youtuber fue acusado y juzgado en Barcelona por este mismo hecho (EN).

¿La razón? Hablamos de alguien que un buen día decidió grabar un vídeo en el que preparaba unas oreos con pasta de dientes, para luego dárselas a una persona sin techo que se encontraba en la calle, y por supuesto monetizar toda la experiencia.

El propio ReSet se jactaba en el momento en el que la víctima se ponía a ingerir las oreos con las siguientes declaraciones a cámara:

«La verdad es que se siente bien no cuando ayudas a una persona? Obviamente la parte del oreo con pasta dental, a lo mejor me habré pasado un poco, pero mira el lado positivo, esto le ayudará a limpiarse los dientes que creo que no se limpiará los dientes en un par de días o desde que se volvió pobre».

No era, de hecho, la primera vez que hacía algo de este tipo. Hacía tiempo grabó otro vídeo en el que ofrecía a un niño y a un anciano en el parque un sandwich repleto de excrementos de gato.

Hablamos de alguien que ha hecho negocio en esto de causar daño al resto de las personas, monetizando unos vídeos claramente ofensivos y degradantes entre los más de un millón de seguidores.

Pero decía que la sentencia era importante por un hecho, y es que por primera vez en la historia se ha considerado una plataforma web social como un lugar del delito.

Este youtuber no podrá volver a generar contenido en Youtube en los próximos cinco años. Su canal estará cerrado hasta la fecha, y tampoco podrá crear canales nuevos.

Con esta sentencia, por primera vez se considera lugar de un delito un espacio no físico, sino digital. Un cambio de paradigma para la regulación española y europea, que cambia la concepción que hasta ahora teníamos de este elemento en el Código Penal.

¿Sabías que es posible eliminar tu huella digital de Internet?

Datos personales expuestos sin consentimiento, comentarios difamatorios sobre tí o tu empresa, fotos o vídeos subidos por terceros donde apareces… En Eliminamos Contenido te ayudamos a borrar esa información dañina que hay en Internet de forma rápida y sencilla.

Es la primera, como decíamos, pero probablemente no sea la única.

Un delito es delito tanto si se hace en un lugar físico, como si se hace en una red social. Y como ya hemos defendido por estos lares en más de una ocasión, el entorno digital debería estar regulado exactamente igual (ni más, ni menos) que el entorno físico.

Con sentencias como esta, poco a poco, el panorama se va estabilizando.

En CyberBrainers ayudamos a empresas y usuarios a prevenir, monitorizar y minimizar los daños de un ataque informático o una crisis reputacional. Si estás en esta situación, o si quieres evitar estarlo el día de mañana, escríbenos y te preparamos una serie de acciones para remediarlo.

Pablo F. Iglesias
Pablo F. Iglesias

Pablo F. Iglesias es Consultor de Presencia Digital y Reputación Online, director de la Consultora CyberBrainers, escritor del libro de ciencia ficción «25+1 Relatos Distópicos» y la colección de fantasía épica «Memorias de Árganon», un hacker peligroso, y un comilón nato 🙂