(+34) 910 42 42 93 [email protected]

De nuevo, los chicos de 20 minutos nos escribieron hace unos días para preguntarnos sobre las VPNs, con el objetivo de publicar una pieza enfocada al público generalista sobre esta herramienta de seguridad.

Son dudas básicas (la mayoría), que tendría alguien como nuestra madre, y por tanto un servidor, en calidad de CEO de la empresa, he intentado responder de la manera menos técnica posible.

He aquí el artículo (ES) que acabaron publicando, y mis respuestas a todas las dudas que me comentaba la periodista.

¿Qué son las VPNs?

Mira, sin entrar en temas técnicos, una VPN no es más que una herramienta digital que busca proteger nuestro identificador (la IP de nuestro dispositivo) y los datos que compartimos (a dónde navegamos, qué información o archivos enviamos…) de un potencial tercero interesado en conocer dicha información.

Y por tercero hablo tanto de cibercriminales, que lo que buscan es robarnos, como también de nuestra operadora de telecomunciaciones, que trafica con esos datos para revenderlos a otras compañías con fines publicitarios.

¿Lo que buscamos a través de VPN queda registrado? ¿Son seguras de usar?

Buena pregunta.

Todo lo que hacemos en Internet deja un rastro. Esto hay que tenerlo claro.

Y por usar una VPN esto no cambia. La única diferencia es que con una VPN nos aseguramos que lo que sale y entra de nuestro dispositivo está cifrado de punto a punto (de nuestro dispositivo al servidor VPN), por tanto, aunque haya un tercero escuchando en el medio, lo que verá serán caracteres raros que no tienen sentido (necesitaría romper el cifrado para poder ver, por ejemplo, este texto que te estoy enviando).

Sobre si son seguras de usar o no… esto ya depende de la confianza que pongas en el proveedor de la VPN. De ahí que mi recomendación es que siempre, de usar VPNs, se usen VPNs de pago gestionadas por compañías con una amplia trayectoria.

Más que nada porque si el negocio no es cobrarte por el servicio… el negocio eres tú (tus datos).

¿Cuáles son los principales usos que se hacen de ella en España? ¿Y en el resto del mundo?

El principal es de acceder a contenido de tinte corporativo.

Normalmente, los trabajadores de una compañía utilizan la VPN de la empresa para emular que están en la oficina y acceder por tanto a los contenidos que tienen subidos al servidor o intranet. Es, por tanto, una medida de seguridad que impone la empresa a los trabajadores para evitar fugas de información.

Otro uso que no es tan habitual, pero debería serlo, es para proteger nuestros datos (privacidad y seguridad) sobre todo cuando nos conectamos desde redes inseguras, como puede ser una WiFi de hotel o de un restaurante.

Por último, las VPNs comerciales también suelen ofrecer el conectarnos a servidores VPNs de fuera del país, de forma que a efectos prácticos, es como si estuviéramos allí. Esto permite por tanto acceder a contenido bajo las condiciones que hayan en ese país en cuestión, como hablaremos a continuación.

¿Existen países en las que se usen las VPN para acceder a servicios que son ilegales ahí, pero que en España son legales? 

Exacto.

En principio España es un país democrático y abierto, y por tanto casi podríamos decir que no existe censura. O, al menos, no censura como tal (lo que sí tenemos son lobbies de los derechos de autor en industrias como la discográfica, el cine…).

Con esto en mente, generalmente en España no usamos las VPNs para acceder a contenido prohibido en nuestro país. Pero hay otros países cuyos ciudadanos sí recurren a las VPNs para elloSimplemente con emular que están en, por ejemplo, España, podrán acceder, saltándose los controles que quizás tenga la operadora estatal.

¿Se pueden usar las VPN para acceder a otros precios para viajes, por ejemplo? ¿Cómo?

También es cierto.

Cuentan por ahí (G.G) que algunos tienen contratado servicios como Netflix en países como Turquía, donde el precio de la suscripción es muchísimo más bajo.

De esta manera, cuando se crearon la cuenta, emularon ser un ciudadano turco conectándose con su VPN a un servidor de Turquía, y como Netflix opera casi a nivel global, acceden sin problemas con su cuenta turca al contenido español mientras pagan en su moneda.

Pero más allá de la picaresca esta, lo cierto es que las VPNs nos permiten también saltarnos las limitaciones de licencias nacionales e internacionales. Volviendo al símil de Netflix, es posible utilizar una VPN para emular que estamos en EEUU con nuestra cuenta española, y ver por tanto las series y películas de allí… o viceversa (que estemos de viaje y poder seguir viendo esa serie española que allí no tienen).

¿Cuáles son las VPN más conocidas?

Bueno, hay muchas.

Si me preguntas a mi actualmente utilizo la de NordVPN (ES), que siempre aparece en los rankings de más usadas.

Aunque al ser usuario PRO de Google, tengo también en el móvil siempre activa la VPN de Google One, que en este caso no me permite emular conexiones desde otros países (a efectos prácticos, mis conexiones desde el móvil si no tengo NordVPN activa se realizan desde los servidores de Google en Irlanda, por lo que suele salirme publicidad en inglés).

¿Hay VPN gratuitas o todas son de pago?

Hay gratuitas y de pago.

Pero igual que con otras herramientas, como pueden ser los generadores de contraseñas o los 2FA, recomiendo usar apps gratuitas, con las VPN no lo recomendaría, y por el motivo que te contaba un poquito antes.

Ya ha habido casos de VPNs gratuitas que traficaban con los datos sus clientes, así que mejor apostar por las de pago y evitarnos problemas futuros.

Pablo F. Iglesias
Pablo F. Iglesias

Pablo F. Iglesias es Consultor de Presencia Digital y Reputación Online, director de la Consultora CyberBrainers, escritor del libro de ciencia ficción «25+1 Relatos Distópicos» y la colección de fantasía épica «Memorias de Árganon», un hacker peligroso, y un comilón nato 🙂