(+34) 910 42 42 93 [email protected]

La noticia saltaba hace apenas unas horas: Se ha viralizado un vídeo sexual de Santi Millán, el conocido actor y presentador de televisión, presumiblemente con otra pareja que no es su mujer.

El vídeo, presuponiendo nuevamente que sea real y no una ultrafalsificación, como a priori parecen apuntar las declaraciones de Millán, dura apenas unos cuantos segundos, y fue grabado en formato selfie, seguramente por él mismo.

En las declaraciones de Santi Miilán para ABC, (ES) el actor se sentía claramente molesto por la forma que han tenido los medios y la sociedad de tratar esta crisis reputacional, y aseguraba que la noticia aquí es que se había cometido un delito.

¿La realidad?

Pues que tiene toda la razón.

Hay varias posibilidades dependiendo de quién fuera la fuente y bajo qué circunstancias accedió a dicho contenido, pero todas, absolutamente todas, están recogidas en el Código Penal y suponen penas de cárcel y/o multas económicas.

En EliminamosContenido, de hecho, justo hace unos días estuvimos hablando con una víctima en una situación semejante, y llegamos incluso a escribir un artículo sobre todo el proceso que puedes consultar por aquí: Tienes derecho a que el contenido dañino para tu imagen desaparezca de Internet: Aquí te explico cómo.

¿Sabías que es posible eliminar tu huella digital de Internet?

Datos personales expuestos sin consentimiento, comentarios difamatorios sobre tí o tu empresa, fotos o vídeos subidos por terceros donde apareces… En Eliminamos Contenido te ayudamos a borrar esa información dañina que hay en Internet de forma rápida y sencilla.

¿Cuáles son las consecuencias de dar compartir públicamente o de forma privada (en grupos o canales de mensajería instantánea, en emails, en donde sea…) vídeos o imágenes de tinte sexual?

Como decíamos, todo depende de cómo se obtuvo ese vídeo.

Los abogados de EliminamosContenido nos ofrecen tres posibles caminos:

  • Si es un tercero que lo ha obtenido sin permiso: Estaríamos ante un descubrimiento de secretos, amparado por el Código Penal español, y que está penado con entre 1 a 4 años de prisión y multa de 12 a 24 meses para quien lo obtuvo, y de 2 a 5 años de prisión si además lo difunde, al considerarse además un descubrimiento de secretos y de revelación.
  • Si es un tercero que lo ha obtenido de otra persona por Internet o cualquier otro canal, las penas van desde 1 año a 3, y la multa de 12 a 24 meses.
  • Si esa persona ha obtenido el contenido sexual de forma legal (por parte de una de las personas que salen en la imagen o vídeo), estaríamos ante una difusión no consentida (presuponiendo que, al menos, una de las partes no estuviera interesada en que se difundiera), y en tal caso, las penas son de 3 meses a 1 año de prisión o multa de 6 a 12 meses.

Para ello, bastaría con que Santi Millán hiciera una denuncia ante la Agencia de Protección de Datos, que cuenta además con una vía prioritaria para tratar temas como estos (contenido sexual o violento), y se abra una investigación para dar con el origen y el resto de compartidos.

Algo que, de hecho, desde CyberBrainers, y con nuestro servicio de Escucha Activa, sería relativamente fácil y rápido de obtener.

Por último, hace menos de un año se aprobó la Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual en España (ES), más conocida como Ley de Solo sí es sí, y que dice expresamente:

«Será castigado con una pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a doce meses el que, sin autorización de la persona afectada, difunda, revele o ceda a terceros imágenes o grabaciones audiovisuales de aquella que hubiera obtenido con su anuencia en un domicilio o en cualquier otro lugar fuera del alcance de la mirada de terceros, cuando la divulgación menoscabe gravemente la intimidad personal de esa persona».

Además, y para aquellos que sientan «interés» en difundir el vídeo, la nueva Ley les ha dejado otro párrafo:

 «Se impondrá la pena de multa de uno a tres meses a quien habiendo recibido las imágenes o grabaciones audiovisuales a las que se refiere el párrafo anterior las difunda, revele o ceda a terceros sin el consentimiento de la persona afectada»

Así que mucho ojo con este tipo de acciones.

No es la primera vez, y no será la última, que una persona se acaba suicidando por la presión social al hacerse viral un vídeo de este tipo. Y por ello, desde CyberBrainers, y con nuestro servicio de EliminamosContenido, ponemos siempre a disposición de las autoridades nuestras máquinas y expertise para dar con la fuente, y que todos aquellos que han participado de una u otra forma en este tipo de ataques, acaben pagándolo como se merecen.

En CyberBrainers ayudamos a empresas y usuarios a prevenir, monitorizar y minimizar los daños de un ataque informático o una crisis reputacional. Si estás en esta situación, o si quieres evitar estarlo el día de mañana, escríbenos y te preparamos una serie de acciones para remediarlo.

Pablo F. Iglesias
Pablo F. Iglesias

Pablo F. Iglesias es Consultor de Presencia Digital y Reputación Online, director de la Consultora CyberBrainers, escritor del libro de ciencia ficción «25+1 Relatos Distópicos» y la colección de fantasía épica «Memorias de Árganon», un hacker peligroso, y un comilón nato 🙂