+34 697 722 901 [email protected]

Seguramente te ha pasado en más de una ocasión.

Entre algunos familiares o amigos, alguien sugiere la idea de suscribirse a una cuenta premium de un servicio como Netflix, y compartir entre todos dicha cuenta, de forma que individualmente todos ahorréis frente al coste que tendría ese servicio si lo pagaseis por separado.

Eso, o la típica situación que podemos vivir en una casa cuando entra un nuevo dispositivo, por ejemplo, un altavoz inteligente, o una báscula conectada.

La salida más fácil, por supuesto, es que si alguien ya tenía cuenta en dicho servicio, se utilice esa cuenta, de forma que si es de pago, sea esa persona quien lo paga y el resto le envía periódicamente su parte, o si es en el caso de productos de uso familiar, sea el padre o la madre quien pone la cuenta.

¿El problema? Pues varios. A saber:

  • Hay un usuario único que tiene el control: Cosa que puede tener todo el sentido del mundo si hay menores de por medio, pero que entraña también sus propios problemas (el resto de usuarios son meros consumidores del servicio, con todo lo que ello supone).
  • Todas las notificaciones le llegan a una misma persona: Lo que quiere decir que el resto, probablemente, no tendrá el control directo, acceso a las novedades, o el reporting (estoy pensando, por ejemplo, en una báscula) que periódicamente le llegará a dicho usuario administrador.

Dos problemas que tienen, además, su contrapartida a nivel puramente de seguridad y privacidad. La información de uso de todos esos servicios estará siendo asignada a un mismo usuario, y puesto que todavía no existe una manera cómoda y eficaz de migrar datos entre diferentes servicios, y puesto cada vez más servicios de estos se personalizan en base al uso que les demos, puede ocurrir que el día de mañana perdamos el control de esa parte de nuestra huella digital (intereses audiovisuales, datos biométricos, búsquedas realizadas…) por eso de que, a ojos de la plataforma, es un tercero quien está creando ese contenido.

¿Sabías que es posible eliminar tu huella digital de Internet?

Datos personales expuestos sin consentimiento, comentarios difamatorios sobre tí o tu empresa, fotos o vídeos subidos por terceros donde apareces… En Eliminamos Contenido te ayudamos a borrar esa información dañina que hay en Internet de forma rápida y sencilla.

¿Qué recomendamos hacer para compartir cuentas desde CyberBrainers?

Pues, por supuesto, si el servicio ofrece manera de gestionar varias multicuentas asociadas a diferentes emails, que se haga de esta manera. Así, cada usuario tendrá el control de su propia parcela, y todos felices. En servicios como GSuite o Game Pass Familiar, por poner algunos ejemplos, se puede funcionar así.

Puesto que todavía la mayor parte de servicios online no lo ofrecen, la forma más cómoda y que entraña menor riesgo sigue siendo crearse una cuenta nueva de email. Una cuenta a la que todos los miembros tendrán acceso, y que se utilice únicamente para ello.

Servicios como GMail o Outlook permiten en apenas un par de minutos crearse una cuenta nueva. Otra opción, aún más interesante (pero que requiere un extra de configuración inicial), es el uso de alias de correo, como explicaba recientemente al hilo del nuevo servicio gratuito de mailing de DuckDuckGo.

De esta manera, todos los usuarios tendrán el mismo nivel de acceso, y por tanto el mismo control, aunque, en efecto, tendrá que ser uno quien haga el pago, en el caso de que estemos ante un servicio con coste.

Cosa que, de nuevo, podemos realizar mediante servicios online de creación de cuentas y tarjetas virtuales, como ya expliqué en su día con servicios como Bnext.

Por último, y puesto que la mayoría no tendrá interés en entrar en dicha cuenta a no ser que lo necesiten expresamente, podemos configurar desde el propio GMail u Outlook el reenvío de todos los mensajes recibidos al resto de cuentas personales de cada miembro del grupo, de forma que todos estarán informados de lo que ocurre (el reporting y los lanzamientos próximos) sin tener que sincronizarse o acceder a la cuenta cada ciertos días.

Esto último, por ejemplo, en GMail se hace desde Configuración > Reenvío y Correo POP/IMAP > Reenvío, activando dicha opción, y añadiendo las direcciones de cada uno de los miembros del grupo.

Una manera más cómoda y segura de gestionar cuentas múltiples.

En CyberBrainers ayudamos a empresas y usuarios a prevenir, monitorizar y minimizar los daños de un ataque informático o una crisis reputacional. Si estás en esta situación, o si quieres evitar estarlo el día de mañana, escríbenos y te preparamos una serie de acciones para remediarlo.

Pablo F. Iglesias
Pablo F. Iglesias

Pablo F. Iglesias es Consultor de Presencia Digital y Reputación Online, director de la Consultora CyberBrainers, escritor del libro de ciencia ficción «25+1 Relatos Distópicos» y la colección de fantasía épica «Memorias de Árganon», un hacker peligroso, y un comilón nato 🙂