+34 697 722 901 contacto@cyberbrainers.com

Hay gente para todo, de verdad.

Hace poco nos escribía un creador de productos digitales consternado al descubrir que uno de sus cursos estaba siendo vendido en una página de terceros, por supuesto de forma totalmente ilegal.

Al parecer los administradores de esta página habían descargado su curso (vídeos y PDF) de la plataforma donde lo tenía subido, y ahora lo ofrecían a una octava parte del precio original.

Ya no solo le habían robado el contenido, sino que además querían hacer negocio con él.

Que te clonen contenido expuesto en la red es algo lamentablemente muy habitual en Internet. Lo que no quita que sea ilegal (siempre y cuando ese contenido esté protegido con una licencia copyright o copyleft y no se cumplan las cláusulas de la misma) y que deba ser perseguido.

Este es el caso de la página estudiada, que no enlazaremos por aquí ya que lo que menos queremos es precisamente hacerles publicidad, cumple a rajatabla buena parte de los puntos que en un artículo anterior señalábamos como comunes en páginas fraudulentas.

A saber:

  • La página de quienes son muestran personas del equipo con nombres e imágenes falsas.
  • Todos los enlaces a redes sociales o no funcionan, o son de perfiles recién creados.
  • Una búsqueda rápida de la web en Google muestra como uno de los primeros resultados una página que alerta de potencial fraude.
  • No cuenta con página alguna de política de compra: Lo único que encontramos fue una página de FAQ donde básicamente informan que ellos solo venden los cursos y no dan soporte, además de guardarse el derecho a no devolver el dinero en caso de que «no se llegue a un acuerdo».
  • Utilizan los típicos ganchos de las campañas de phishing: Cada X segundos muestran un banner de que alguien ha comprado tal producto para generar la sensación de que su contenido es muy demandado. Sobra decir que esto se genera automáticamente, y a poco que estés ahí más de un minuto verás que se repiten los mismos compradores una y otra vez.
  • Tienen varias páginas clónicas o muy parecidas: En el formato habitual de este tipo de timos. Crean varias webs y conforme se las van cerrando, crean nuevas. Esta, de hecho, tenía apenas unos meses de vida, y el dominio al parecer 3 años, contratado supuestamente desde Arizona, Estados Unidos (pese a que ellos aseguran ser latinos), y con un WhoIS protegido, contratado en GoDaddy.com. Además, la web utiliza CloudFlare, presumiblemente para ocultar su IP final.

Lo peor de todo es que probablemente este tipo de páginas estafen también a sus potenciales compradores. Nadie te asegura que si pagas lo que piden en efecto recibas el contenido.

El proceso sigue abierto, ya que por supuesto lo primero que hicimos fue ponernos en contacto con los administradores (no hemos recibido respuesta), y más tarde avisar al proveedor (GoDaddy en este caso).

En caso de que el proveedor tampoco haga nada, el siguiente paso es presentar una denuncia formal ante las autoridades, que serán las que obliguen a GoDaddy a dar de baja el dominio si los administradores no eliminan el contenido ilegalmente disponible en su página. Básicamente, si no cambian de modelo de negocio, ya que todo lo que venden ha sido robado.

Pero quería dedicar esta pieza no a este proceso en sí, sino precisamente a cómo podemos enterarnos si algo así llega a pasarnos.

Y la mejor manera que tenemos de hacerlo es implementando un sistema de alerta temprana.

ejemplo alerta fraude
Cuando a una búsqueda de marca de lo primero que te sale son páginas que alertan de posible fraude en esa web, mala cosa…

¿Cómo crear un sistema de alerta temprana sobre nuestro negocio o nuestro contenido

En CyberBrainers ofrecemos a nuestros clientes un sistema de alertar temprana muchísimo más complejo, creado adhoc mediante herramientas de crawling web y análisis del sentiment en RRSS.

Pero para un creador de contenido como puede ser cualquiera de nosotros, quizás baste con montarse algo más artesanal, que no será tan efectivo como el que ofrecemos a nuestros clientes, pero que al menos nos puede servir para alertarnos cuando alguien comparte algo que es de nuestra autoría.

Para ello, utilizaremos principalmente dos herramientas:

Google Alerts

Gracias a esta herramienta gratuita (ES) podemos crear búsquedas por cualquier contenido que semanalmente o diariamente nos envíen a nuestro email un reporte si es que Google ha encontrado algo nuevo.

Como puntos negativos, tiene el handicap de que solo nos avisará si:

  • Ese contenido se ha indexado en Google.
  • Ese contenido es nuevo.

Lo que deja fuera a todo aquel contenido que se comparta de forma privada o que ya esté indexado en Google.

A cambio, es muy fácil de configurar. Lo dejamos hecho una vez, y nos olvidamos.

Para ello, es importante que sepamos utilizar los operadores de búsqueda de Google.

Por ejemplo, es posible crear la búsqueda:

"CyberBrainers" OR "PabloYglesias" -cyberbrainers.com -pabloyglesias.com -patreon

Esta búsqueda nos informará de todas aquellas webs que hablen sobre el concepto «CyberBrainers» y/o «PabloYglesias», siempre y cuando no lo hagan en la web de CyberBrainers.com, en la de PabloYglesias.com y en la de Patreon.com (para evitar falsos positivos).

Podríamos crear una igual con conceptos que hablamos habitualmente en nuestros contenidos, de forma que Google nos avisará cuando los identifique en otra web.

Monitorización de Redes Sociales

Aquí la cosa se complica ya algo más, puesto que para poder monitorizar redes sociales generalmente necesitamos utilizar herramientas de pago como Brand24 u Oraquo.

¿Qué podemos hacer de forma gratuita?

Lo más cómodo es utilizar de nuevo los operadores de búsqueda y crear con ellos columnas en TweetDeck (ES), que es una herramienta por ahora gratuita de Twitter.

En el caso anterior, podría interesarme crear una búsqueda del siguiente tipo:

"CyberBrainers" OR "PabloYglesias"

Y ahí vería los tweets que se vayan publicando en donde se mencione alguno de estos dos conceptos.

Como parte negativa, sobra decir que aquí solo estaríamos monitorizando Twitter. Pero por cómo funcionan las redes sociales actuales es probablemente donde más potenciales positivos obtendremos.

Para el resto de redes sociales tales como Facebook o Instagram, podemos realizar búsquedas semejantes de nuestra aplicación periódicamente.

En fin, un par de maneras sencillas para identificar lo antes posible potenciales usos tergiversados de nuestro contenido. Sea como en este caso un curso robado y vendido ilegalmente, sea el contenido que publicamos habitualmente en nuestra página web, sea información personal como nuestro documento de identidad o nuestro número de teléfono.

Por cierto, en el momento de publicar esta pieza dicho curso ya no aparece en la página fraudulenta en cuestión, así que nuestro trabajo, en este caso, ha funcionado satisfactoriamente :).

En CyberBrainers ayudamos a empresas y usuarios a prevenir, monitorizar y minimizar los daños de una crisis reputacional. Si estás en esta situación, o si quieres evitar estarlo el día de mañana, escríbenos y te preparamos una serie de acciones para remediarlo.

Pablo F. Iglesias
Pablo F. Iglesias

Pablo F. Iglesias es Consultor de Presencia Digital y Reputación Online, director de la Consultora CyberBrainers, escritor del libro de ciencia ficción «25+1 Relatos Distópicos» y la colección de fantasía épica «Memorias de Árganon», un hacker peligroso, y un comilón nato 🙂